No solo pasa en las películas: Amor en los tiempos del Todo Incluido (Parte 1)

Ojos azules, cabello rubio, alto… con 15 años, Shane era el rey del Lite Teen Club de Sandos Playacar. Los muchachos admiraban su destreza en los juegos de mesa, y algunas chicas no podían quitarle la mirada de encima, con el corazón a flor de piel.

A donde fuera que Shane caminaba, su club de fans lo seguía. Entre esas niñas estaba Bryana, de 13 años – y medio –  diría ella.

lite_teen_club2

Era la tercera vez que Bryana se hospedaba en Sandos Playacar, pero era la primera vez que tenía edad suficiente para pasar un rato siguiendo sus propios intereses; aún si el interés era alto, guapo, holandés, y de nombre Shane. ¡No más Kids Club para ella!

Cada día era igual: Bryana pasaría tiempo con su familia, esperando ansiosa por una oportunidad para escapar de sus padres y abuelos.

Comprensiblemente ingenua en los caminos del cortejo, cada que podía correría al Lite Teen Club buscando a su “presa”. Lo atraparía, no había duda: el juego había comenzado (a pesar de que su familia los observaba desde una distancia segura).

Lo inevitable pasó cuando un día Shane le dijo a Bryana que esa noche sería la última; él y su familia partían de regreso a Holanda en la mañana.

 fiestadeplaya

¿Podría verla en la fiesta de playa de Sandos al atardecer? Habría música, baile, juegos y… ¿quizá un poco de romance?

El sol tardaba en ponerse. Bryana estaba ansiosa por pasar un tiempo a solas con Shane lejos del ruido y las luces del lugar, y especialmente lejos del club de fans que siempre le rodeaba. Hasta ese momento todo se había limitado a reuniones grupales, aunque Bryana seguramente fantaseaba con algo romántico.

love gif

Lo que ella no entendía era que Shane se había convertido en una obsesión, su primer amor “serio”, ese que nunca olvidas.

El grupo de animadores del hotel anunció que la fiesta estaba por comenzar, por lo que todos debían irse a la playa. Los adultos de la familia de Bryana tampoco entendían que Shane se había convertido en su primer amor.

Mientras caminaban por la Plaza, atravesando el punto de encuentro del lobby, Bryana buscaba a Shane y su familia entre la multitud.

Sandos_Playacar_Lobby_03

– ¡Ahí están! – exclamó, cuando los divisó dirigiéndose a la playa.

Caminando muy por delante de su familia, Bryana alcanzó a Shane y ambos desaparecieron entre la multitud que se dirigía a la fiesta.

Continuará…

Share on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  

*
*