No solo pasa en las películas: Amor en los tiempos del Todo Incluido (Parte 3)

A la mañana siguiente, todavía inconscientes de lo mucho que su nieta se había enamorado,  la abuela y el abuelo llamaron a su puerta para ir a desayunar, pero su padre les advirtió que Bryana estaba profundamente triste. Shane tenía una hora de haberse ido y, aunque tenía su número de habitación no dejó mensaje o llamada alguna.

Fue un largo camino desde la sección de playa de sus habitaciones hasta el Festival Grand Buffet, donde desayunarían, pero no fue largo en distancia, sino en agonía. Fue ahí cuando todos entendieron lo que pasaba. La música flotaba en la brisa de la mañana mientras pasaban por la alberca principal.

– Incluso la música está trste – se quejó Bryana, con lágrimas en los ojos.

grand_festival

Atiborrando comida en sus platos, la familia eligió la mesa más próxima a la Plaza y se sentó en silencio a desayunar. Creyeron irrelevante expresar alegría alguna en ese momento. Luego empezó a llover a cántaros.

– Hasta los ángeles lloran – dijo el abuelo en respuesta.

brokenheart (2)

Con ello, Bryana se encogió de hombros y lloró inconsolablemente. El abuelo se dijo a si mismo que a pesar de los más de 6 mil kilómetros a Holanda, encontraría a Shane.

Y lo hizo. Bueno, algo así.

giphy

Luego de días de su regreso a Chicago, el abuelo y el papá de Bryana encontraron a Shane en Facebook, por lo que los muchachos mantuvieron una relación a distancia por algunos meses.

Pero la realidad tocó a su puerta, y ambos aprendieron que ese tipo de relaciones no funcionan, al menos no a esa edad y con medios limitados.

sad

Sin embargo, las dulces memorias permanecen, así como una profunda curiosidad sobre lo que pudo haber sido… y hasta podría ser, en caso de que sus caminos se cruzaran de nuevo, como pasa en las películas románticas, esas que a Bryana le gusta ver junto a su abuelo.

Los jóvenes aún tienen tiempo para continuar su historia de amor, y SandosPlayacar espera su visita con los brazos abiertos, mientras que el equipo de Groups & Weddings sabe que tendrá que ser paciente.

Nota: Esta historia sucedió en 2011, por lo que algunos escenarios mencionados en las publicaciones han cambiado al pasar del tiempo.

Si quieres vivir una historia de amor como la de Bryana, reserva tus vacaciones en Sandos Playacar y pregunta a tu concierge por una amenidad romántica.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  

*
*