Destinos  

7 elementos indispensables para un altar de Día de Muertos

Los primeros dos días de noviembre, el país entero de México se llena de color y luz de velas. El Día de Muertos es una hermosa tradición mexicana que honra a los seres queridos que han fallecido; se puede encontrar mucha gente celebrando este día festivo macabro y hermoso en las calles, los cementerios y los parques de México.

El elemento más importante del Día de Muertos el altar. Los mexicanos montan un altar dentro de sus hogares los días 1  y 2 de noviembre, cuando los espíritus de sus seres queridos regresan a la Tierra para visitar a la familia. Los altares para el Día de Muertos varían desde mesas sencillas hasta estilos de multinivel con muchos acabados, pero todos incorporan los mismos ingredientes tradicionales:

1. Flor de Muerto: También conocidas como “cempasúchitl”, estas coloridas flores se venden por todos los mercados de México durante esta temporada para adornar tanto los altares como las tumbas. Ayudan a guiar los espíritus hacia la Tierra.

2. Pan de Muerto: Este pan azucarado se puede encontrar en cualquier supermercado o panadería en los días antes del Día de Muertos. Tiene la forma redonda con símbolos que representan los huesos.

3. Velas: Iluminan el camino para que los espíritus encuentren su altar.

4. Papel Picado: Posiblemente hayas visto este papel decorativo colgado sobre las calles mexicanas en otros días festivos, pero también se usa para decorar los altares del Día de Muertos.

5. Calaveritas: Las famosas calaveritas de azúcar representan a los miembros de la familia que ya fallecieron. Se pueden comprar en los mercados y supermercados de México en una variedad de tamaños y diseños.

6. Comida y bebidas: La familia del fallecido colocan la comida y las bebidas favoritas de la persona en el altar para que los puedan disfrutar cuando regresan a la Tierra.

7. Foto del fallecido: Una imagen del ser querido fallecido se coloca sobre el altar en su honor.

Leave an answer